Cuanto daño han hecho los generadores de webs

Cuanto daño han hecho los generadores de webs

Una de las cosas que más daño ha hecho a esta profesión, junto con la idea de que un informático entiende cualquier cosa con enchufe, son los generadores web. La idea inicial no es mala, pero en un momento de su corta historia se pervirtió  su uso.

La idea de un generador es bien sencilla, dar la oportunidad a una persona sin conocimientos de programación hacer su propia web sencilla, sin saber programar y sin contratar a un profesional. Además, seamos realistas, hay cierto tipo de tareas que, si bien hace unos años hubiesen requerido un experto más o menos hábil para hacerlas, hoy en día se pueden hacer en dos minutos usando herramientas gráficas.

Entonces, si es una evolución lógica y además tienen su uso, ¿cuál es el problema? El problema es cómo se venden estas herramientas y cómo las entienden los que no saben de desarrollo de software.

La mayoría de estas herramientas prometen (y me he visto unas cuantas para documentar este post) que se puede hacer software rápidamente, sin programadores y con unos costes muy bajos. Además suelen refrendarlo con “casos de éxito” muy aparentes en sus webs. Cuando una persona que no conoce el desarrollo de software ve esto, lo que piensa es ¿para qué estoy contratando programadores, si cualquier persona que sepa manejar Office sería capaz de hacer ese trabajo?

Esto hace que el trabajo del programador quede muy devaluado a los ojos de la “gente de negocio” y no se aprecie la realidad del desarrollo de software, que va bastante más allá de arrastrar un par de controles en pantalla y enlazarlos a una base de datos.

Al cliente se le vende la maravillosa y milagrosa herramienta de última generación que por unos pocos euros cualquiera puede hacer la web más puntera y completa de todo Internet. Pero la realidad es bien distinta, los generadores de webs tienen las limitaciones que tienen y crear un google killer a golpe de click es la mayor fantasía jamás soñada.

Y muchos que te piden presupuesto te tildan de carero al enseñarte la web/aplicación que les monta una web y ojo que recalcan, “hecha por ellos“, pero al igual que cuando llamas a un a albañil cuando quieres hacer una pared o a un fontanero cuando quieres poner un grifo y hay que poner tuberías se debe llamar a un profesional para que haga una web ya que no usamos un generador de paredes o un generador de tuberías.

Bien es cierto que estas herramientas tienen una gran utilidad, pero nunca llegarán a hilar tan fino como lo puede llega a hacer un profesional.

Si quieres una web presencial simplona, adelante, tu solución es un generador de webs, pero si lo que buscas es una web seria, con funcionalidades avanzadas o simplemente que requieran “algo de maña” un profesional te dará la solución perfecta, pero evidentemente no esperes que cobre lo mismo que una aplicación.

 

Entrada inspirada y con extractos de Koalite

 

Javier Hernández

Related Posts
Leave a reply